La bella dualidad (por okupa) (408)

Leído 12983 veces

(por okupa)

En la vida a veces nos encontramos con personas que externalizan sin complejos la dualidad que todos llevamos dentro. Son personas que equilibran perfectamente lo humano y lo divino, la ciencia con el arte, lo oscuro y lo que tiene luz. Suelen ser personas con un complejo currículo, y a las que se les presume una intensa vida interior. En la exterior no suele existir el tiempo, disfrutando siempre de las dos caras de cada realidad que se presenta ante ellos.

Hace unas semanas conocí a una de estas personas. Neurocirujano y Licenciado en Historia del Arte. Seguramente no es muy conocido fuera de su entorno profesional, no tiene perfil en Facebook ni twittea cada cinco minutos con la última ocurrencia, pero es uno de esos personajes duales con los que da gusto entablar una conversación.

Me regaló un libro que ha editado, escrito la presentación y un artículo que convive con otros de relevantes autores, en torno a la Neuroestética. Es una lástima que el libro no esté a la venta ya que una empresa farmacéutica compró toda la edición para luego hacer regalos. El tema de la Neuroestética (El análisis desde la ciencia de en qué consiste la belleza, el arte y la estética) es fascinante. Si os interesa, he encontrado un magnífico artículo del mencionado libro en Internet, Neuroestética: hacia un estudio científico de la belleza y de los sentimientos estéticos compartidos, de José Javier Campos Bueno.

Me permito copiar las primeras seis líneas de la presentación que escribe Antonio:

“Decía Dostoievski: La belleza salvará el mundo. Se refería al enfrentamiento frente al mal abstracto o la fealdad, pero en nuestro caso podríamos aplicarlo a la lucha diaria en nuestra guerra permanente frente a la enfermedad. El bien y el mal, la beldad y la fealdad son los desafíos duales a los que nos tenemos que enfrentar constantemente los seres humanos; si tratamos uno de estos pares dejando al otro de lado, nuestra verdad nunca será válida. Los neurólogos, por tanto, no solo debemos leer libros sobre enfermedades, debemos leer también libros sobre la belleza”

La enfermedad y la belleza, este es el desafío que acomete el Dr. Martín Araguz. Cada uno tenemos una dualidad con la que nos movemos con mayor o menor soltura, con mayor o menor conocimiento de esa otra realidad. Caminamos por la vida como el dios Jano, bifrontes, con una cara vuelta hacia la luz y la otra mirando la oscuridad, en medio de dos mundos y decidiendo cada día cuál de nuestras dos caras va a conducir nuestras decisiones cotidianas, y nuestras manifestaciones trascendentes. En muchos casos nos creemos en piloto automático, pero no debemos olvidar que siempre, una de las dos caras tiene claro dónde quiere llegar. La decisión es nuestra. Como seres humanos debemos leer libros escritos por otros, pero debemos leer también el complicado libro que se aloja en nuestro interior y en el que cada día escribimos una nueva página.